‘Tenemos más de 6.000 solicitudes de cancelaciones’

Presidenta de Anato dice que debe controlarse el pánico generado por el brote del nuevo coronavirus.

El brote del nuevo coronavirus ha afectado también al turismo. Según proyecciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el número de turistas en el mundo para este año sufrirá una baja de entre 1 y 3 por ciento, pudiendo generar pérdidas para el sector de hasta 50.000 millones de dólares.

En Colombia no se ha medido aún el impacto económico, pero de acuerdo con Paula Cortés Calle, presidenta de la Asociación colombiana de agencias de viajes y turismo (Anato),  algunas agencias han reportado cancelaciones. “Sin tener aún cifras, podríamos decir que las agencias están vendiendo aproximadamente entre un 15 y 20 por ciento menos”, dijo.

Sin embargo, la dirigente gremial hace también un llamado a la sensatez y explica cómo el pánico y la desinformación podrían afectar profundamente a una industria que fue la tercera generadora de divisas en Colombia en el 2018. 

¿Cómo ha afectado al sector el brote del nuevo coronavirus?

Es importante dar un parte de tranquilidad y de sensatez en lo que se menciona en los medios. Colombia no será ajena a lo que pasa en diferentes países, pero hasta la fecha, solo tenemos tres personas con el virus. Están en sus casas, aislados, manejados por las empresas de salud.

El turismo y el mundo tienen que continuar. Tenemos que seguir viajando. No podemos paralizar las empresas. Generamos 1,9 millones de empleos en el sector de turismo. No podemos darnos el lujo de generar un pánico mayor sobre lo que está pasando. Los principales afectados serán estos empleados. Si el pánico continúa, la gente dejará de viajar y todo se va a paralizar; las empresas del turismo (aerolíneas, agencias, hoteles y toda la cadena del sector) no podrán mantener a los empleados.¿Cuál es el grado de afectación que hay en las agencias de viajes?

Tenemos solicitudes de más de 6.000 personas, sobre todo de grandes convenciones, que quieren hacer cancelaciones. La labor que estamos haciendo con las aerolíneas es evitar la cancelación, que esta solo ocurra en el caso más extremo y que, en lo posible, las convenciones y los grupos pospongan su viaje.

Las agencias trabajamos de la mano con las aerolíneas para evitar las penalidades y lograr que usen sus pasajes en otro momento. También, trabajamos con los hoteles en el extranjero para que se pueda posponer el viaje y de esa manera, no cancelarlo.

Cancelar es complejo. Esto sí nos metería en una situación de una recesión que ni el mundo ni Colombia quieren.¿Qué impacto ha tenido el alza del dólar, sumado a las alertas de covid-19?

Estamos en un momento crítico en el mundo, no solo para nuestro sector de agencias. Nuestro sector es sensible a los cambios, aunque hay que resaltar que hemos salido de los problemas durante todos los años. No bajaremos la guardia. Pero sí se junta el coronavirus con un aumento del dólar a 3.800 pesos.

Si queremos ver el lado amable, como siempre lo hacemos, esto fortalece la llegada de extranjeros al país. Con un dólar tan fuerte, es más barato para los extranjeros. Y tenemos mayor trabajo a través de nuestras agencias de viaje receptivas para incentivar el turismo doméstico. Tenemos que viajar más por Colombia y es nuestra premisa.

Sin embargo, con el dólar tan alto, las agencias de viaje mayoristas y los colombianos que salen al exterior tienen una mayor preocupación esta semana. Esperamos que se normalice. Esperamos que esta semana se normalicen los precios del dólar y que vuelva a bajar al promedio, que es de unos 3.300 pesos.

¿Qué han reportado los agentes, sobre todo los emisivos, que venden paquetes a Asia y Europa?

La preocupación es mayor en el emisivo que en el receptivo. Los destinos como Asia e Italia están muy afectados. Aunque es también importante mencionar que China dio un parte de tranquilidad y creen que por su parte la epidemia está controlada. Ni todo el mundo se va a contagiar ni todos van a morir. 

Por ejemplo, la gente cree que si se monta en un avión se va a morir porque se le va a pegar el coronavirus. Las aerolíneas nos contaban que el aire del avión se recicla permanentemente, por minuto. Por eso no es tan factible que en los vuelos haya una mayor contaminación.¿Recomiendan algunos sitios para los viajeros?

Sin aras de estigmatizar ningún destino, sí se manifestado que Italia y China (no todo el país) están afectados. Ha habido una contracción en los viajes hacia allí, pues tienen el mayor número de afectados.

Nosotros nos ceñimos al planteamiento de la Organización Mundial del Turismo, que ha manifestado que no hay ningún comunicado oficial para no viajar, ni para que no se vaya a ningún destino en el mundo. Seguimos esos lineamientos.El gobierno de Estados Unidos desalentó a los viajeros a preferir los cruceros. ¿Qué ha pasado con este sector?

Es el más afectado en estos momentos por los dos cruceros que han estado en cuarentena. Pero las empresas de cruceros están tomando las medidas del caso para evitar un contagio y contaminación, así como medidas preventivas para que la gente no cancele sus viajes y no deje de viajar.

Pero la alarma y la preocupación existen, es imposible que no. La preocupación existe en los cruceros porque son sitios cerrados. No queremos que se afecten las agencias de viajes que venden sus cruceros en Colombia, este es un producto muy importante. Estamos esperando que se mitigue el tema.

Por ahora, con el seguro de cancelaciones se está ayudando a los viajeros a posponer los viajes para que los tome en otro momento.¿Tienen alguna cifra de caídas en las ventas?

Las agencias han reportado que, si se cancelan las solicitudes que tienen en este momento, podrían dejar de vender entre 15 y 20 por ciento. Para evitar esto, estamos dando un manejo personalizado. Queremos determinar cuáles son los viajes que efectivamente se tienen que cancelar y cuáles no.

Si la gente determina que no quiere salir, el empleo se afectará y esto no puede pasar. Se deben tener las precauciones del caso, las personas se tienen que cuidar, pero hay que hacer un buen manejo.

En China se está controlando la epidemia. Para nuestro sector es muy importante ver que no todo está perdido, sino que hay una gran población que se ha curado.¿Qué están haciendo en este momento? ¿Cómo están trabajando para que los viajeros sigan con sus viajes?

Primero, estamos dándoles una explicación clara. Los pasajeros no conocen y están asustados porque no tienen claridad de qué es el virus. Entonces, lo primero que hacemos con los pasajeros es calmarlos y decirles que no va a tener ninguna afectación.

Segundo, les decimos que continúe su viaje con todas las precauciones. Si el pasajero decide que definitivamente no viaja, de la mano de las aerolíneas y los hoteles le proponemos que posponga sus viajes. Buscamos que no haya penalidades en el caso. Hemos hablado con con la Superintendencia de Industria y Comercio para que respalde la actividad. Debemos entender que un actor de la cadena que no pueda pagar, se viene en cascada con los demás.

Queremos que las solicitudes de cancelación se pospongan, que amplíen su viaje. Les demos plazo de un mes para reacomodar itinerarios. Así, evitamos cancelaciones masiva a nivel nacional y sobre todo a nivel internacional, que es donde se ve la máxima afectación. También, ofrecemos un cambio de destino.

REDACCIÓN VIAJAR – @VIAJARET