Recuerda que es obligatorio el porte del CERTIFICADO DE VACUNACIÓN del COVID-19, portarlo te evitará inconvenientes en las actividades de turismo.

Las Gachas: misteriosas piscinas naturales que brotaron de la tierra

En la quebrada no solamente se puede disfrutar del paisaje y de un buen chapuzón dentro de los jacuzzies naturales, sino que la roca se convierte en una especie de tobogán. Foto:  Jaime Moreno / EL TIEMPO

Quienes han visitado la quebrada dicen que este es el Caño Cristales del departamento de Santander.

La imagen de ‘La Morenita’ está en todos los rincones del pueblo: en los portones de las casas, en los techos de los carros, en las heladerías y en las banderas que cuelgan de las ventanas. No es México, es el sur de Santander, en Colombia. Se trata de Guadalupe, un municipio que recibe su nombre por la devoción de sus habitantes, quienes cada 12 de diciembre (así como el día 12 de cada mes) le celebran a la Virgen de Guadalupe, así como cada 16 de julio a la Virgen del Carmen.

De Guadalupe no se solía hablar mucho. Fue fundado en 1715 y se convirtió en municipio en 1887. Está ubicado a menos de cuatro horas de Bucaramanga y a dos de San Gil por vía terrestre. Por ser parte del departamento del turismo de aventura, Guadalupe es también un destino para explorar por la diversidad que conserva en lugares como el Pozo de la Gloria, la cueva El Perico y la Peña del Cajón.

Este municipio recibe su nombre por la devoción de sus habitantes, quienes cada 13 de diciembre le celebran a la Virgen de Guadalupe, así como cada 16 de julio a la Virgen del Carmen. Foto: Valeria Cuevas González / EL TIEMPO

Sin embargo, el majestuoso secreto que guardaba este municipio comenzó a atraer, en los últimos años, a cientos de turistas nacionales y extranjeros curiosos por conocer uno de los lugares más auténticos de Colombia y quizá del mundo: la quebrada Las Gachas, un camino empedrado en Guadalupe en el que se congregan el agua cristalina, las formas de las rocas, los colores y el silencio.

El misterio detrás de los pozos 

Escondida entre arbustos y matorrales está la quebrada Las Gachas. Es una pasarela de roca rojiza que está adornada con más de 250 pozos pequeños, alargados, anchos, redondos, pandos y profundos por los que corre agua cristalina, dando la sensación de moverse a la par con las nubes del cielo. Los que ya conocen la quebrada dicen que estos pozos, también llamados ‘gachas’, son una especie de jacuzzies naturales porque, debido a sus características, en ellos se puede nadar, descansar y recibir un masaje de parte de la corriente del agua.

Los que ya conocen la quebrada dicen que estos pozos, también llamados ‘gachas’, son una especie de jacuzzies naturales, conócelos Viaja con nosotros: www.satanderalextremo.com

En los jacuzzies naturales se puede nadar, descansar y recibir un masaje de parte de la corriente del agua.Foto: Valeria Cuevas González / EL TIEMPO
 
Sin embargo, a medida que se avanza sobre esta, el agua cristalina comienza a brotar sobre en la superficie, que desde lo alto luce como una columna vertebral que mide más de 500 metros desde su principio hasta su final. En toda esa hilera yacen los pozos, cada uno diferente del otro. La profundidad promedio de estos es de 1.80 o 2 metros y dentro de ellos se puede divertir quien lo desee, desde niños, jóvenes, adultos y hasta mascotas, pues algunas familias llevan hasta a sus perros.
Una quebrada única en Colombia?

Ante la majestuosidad del lugar, la mayoría de los visitantes que ya la conocen han catalogado la quebrada Las Gachas como el Caño Cristales de Santander, por ser una especie de río de colores. La laja, rojiza completamente, es de este tono por las algas que crecen sobre ella y la recubren, son como su vestido, aunque en algunas partes cambia su color a amarillo o verde. Estas algas hacen que la quebrada sea lisa y resbalosa, de ahí que haya una condición primordial para poder estar en Las Gachas: usar medias.

Los bañistas no solamente disfrutan del paisaje y de un buen chapuzón dentro de los jacuzzies naturalesla roca es también una especie de tobogán. Es normal ver a los turistas tambaleándose y deslizándose por la laja hasta caer en uno de los pozos. Al cuerpo hay que prepararlo para entrar, porque el agua cristalina que por allí corre es helada y es difícil calentarse aunque esté haciendo mucho sol y calor.
Foto: Jaime Moreno / EL TIEMPO
Un video de un hombre deslizándose por la roca rojiza y cayendo a unos pozos a los que llamaban ‘las piscinas naturales de Colombia’ se compartió en varias cuentas de viajes a través de Internet. Se trataba de la quebrada Las Gachas en Guadalupe, Santander, aunque de él no se había hablado antes. De inmediato, viajeros colombianos y extranjeros no dudaron en verlo con sus propios ojos y comenzaron a llegar al lugar, que antes no había recibido tantos visitantes y que no era visto como destino turístico. Fuente: EL TIEMPO Por: Valeria Cuevas González ….. Ven y vive esta experiencia únicas!! Contáctanos.